jueves, 24 de mayo de 2018

Cuando la hipoteca implica ir de compras


Más del 40 % de las hipotecas obligan a comprar… ¿es conveniente aceptarlo?

A menudo, la aceptación de ciertos productos vinculados hace que las entidades bancarias ofrezcan hipotecas con intereses más bajos. Esta oferta, que en principio puede resultar atractiva para el cliente al conseguir financiar su casa a un precio menor, no siempre tiene por qué ser beneficiosa, ni siquiera si el producto que nos ofrecen nos es tan familiar como una tarjeta de crédito o débito, requisito indispensable para conseguir el mejor precio en el 41,38 % de las hipotecas del mercado, según un estudio realizado por el comparador HelpMyCash.com. ¿Pero conviene aceptarlas?

Las tarjetas vinculadas a las hipotecas tienen un uso mínimo

Lo primero que debemos tener claro es que aceptar una tarjeta como producto vinculado no implica que la podamos dejar olvidada en el fondo de nuestra cartera, sino que deberemos hacer un uso mínimo, bien sea cumpliendo con una cantidad determinada de movimientos o gastando un importe mínimo. Es decir, aceptar esta vinculación nos obliga, en cierto modo a comprar.
Si el requisito que pide la tarjeta es de un número de usos mínimo, no debe preocuparnos en exceso en el caso de que seamos usuarios habituales de este método de pago y usemos tarjetas para hacer la compra, repostar el coche o pagar una cena en fechas especiales. Y es que, normalmente, se pide uno o dos usos con la tarjeta al mes, o incluso menos.

Sin embargo, si tenemos que hacer un gasto mínimo la cosa se puede complicar más: algunas tarjetas piden gastar hasta 3.600 euros anuales, lo que se traduce en 360 euros al mes, una cantidad que para algunos puede ser asumible, pero que a otros se les puede escapar de su gasto habitual y de su presupuesto.

Activar y mantener estos productos puede conllevar una serie de gastos

Otro aspecto que hay que tener presente es que aceptar tener tarjetas de crédito o débito conlleva una serie de gastos asociados y, normalmente, requieren la apertura y mantenimiento de una cuenta, aunque este aspecto no es tan fundamental, puesto que para que nos den la hipoteca en un banco deberemos abrirnos una cuenta.

Lo que sí que debemos tener claro es la cantidad de comisiones que nos cobrarán por hacer determinadas operaciones como sacar dinero en cajeros de otras entidades o solicitar un duplicado. Además, es probable que por darnos la tarjeta se nos haga pagar una comisión de emisión y otra de mantenimiento por tenerla durante todo el tiempo que dure la hipoteca.

Entonces, ¿merece la pena vincularlas a nuestra hipoteca?

Como vemos son muchos los aspectos que pueden provocar que seamos reticentes a aceptar tarjetas de crédito o débito vinculadas a nuestra hipoteca. Sin embargo, el beneficio también puede ser interesante: según el estudio de HelpMyCash.com, la bonificación que obtengamos en nuestro interés puede ser de entre el 0,10 % y el 0,50 % (este último para casos en los que se requiere aceptar dos tarjetas).
Por ejemplo, para una hipoteca de 100.000 euros a 20 años con un interés fijo del 2,50 % bonificado con un 0,20 % por aceptar una tarjeta de crédito, pagaríamos una cuota mensual de 520,70 euros (124.967 euros al final de la hipoteca). Sin esa bonificación, la cuota ascendería a 530,39 euros mensuales (127.294 euros en total). Así pues, aceptando la tarjeta nos ahorraríamos 10 euros cada mes y más de 2.300 euros al final en concepto de intereses, por lo que a largo plazo es una opción a tener en cuenta si ya somos usuarios habituales de estos productos y si los plásticos son gratis.

Si por el contrario no solemos usar tarjetas para realizar nuestras compras, el gasto extra que deberemos hacer para cumplir con los requisitos de vinculación y que no nos suban el interés puede ser demasiado alto para nosotros. En ese caso, puede ser conveniente no aceptar la tarjeta u optar por hipotecas que no tengan este requisito de vinculación, como la Hipoteca Naranja de ING, la Hipoteca variable de Coinc o la Hipoteca Open de Openbank.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Financiar la compra del coche en el concesionario


Los usuarios perezosos se conforman con la financiación del concesionario, aunque sea más cara

La venta de automóviles nuevos en España ha crecido interanualmente de manera ininterrumpida desde 2013. Este incremento ha hecho que España figure entre los diez países da la OCDE donde más matriculaciones ha habido. En abril de 2018, según los datos de los concesionarios, se vendieron un 12,27 % más de vehículos de pasajeros que en el mismo mes del año pasado. En el caso de los vehículos comerciales, el aumento interanual  ha sido aún mayor, alcanzando un 22,01 %  con respecto al curso anterior.

La mayor demanda en el sector de la automoción ha hecho que la gran mayoría de las entidades de crédito, tanto bancarias como de capital privado, hayan incluido en su catálogo un préstamo coche, cuyas características están adaptadas a la adquisición de un vehículo. Esto hace que estas compañías vuelvan a la pugna con los concesionarios a la hora de ofrecer financiación a los compradores de automóviles, tanto para uso doméstico como comercial. No obstante, los concesionarios siguen aprovechando su capacidad de conceder un préstamo in situ en el momento de la compra. Gracias a su privilegiada posición, podemos encontrar ofertas con condiciones menos favorables que las que podríamos conseguir en nuestro banco o en una entidad financiera de crédito privado.

El ‘leasing’ de los concesionarios esconde una vinculación casi de por vida

A pesar de que una de las principales razones por las que rechazamos la idea de acudir a los préstamos coche que ofrecen los bancos es los productos vinculados que nos obligarán a contratar, muchos no conocen la realidad de la financiación de moda de los concesionarios. En algunos establecimientos le llaman financiación “Preference”, en otros “Flexible” o “Alternativa”, pero en todos nos la ofrecerán como una oportunidad de reducir la cuota mensual para que nuestro préstamo nos resulte más cómodo de amortizar.
Sin embargo, un estudio de mercado del comparador de préstamos HelpMyCash.com ha demostrado que este tipo de financiación oculta, en todos los concesionarios analizados, dos sorpresas nada favorables. La primera es que estas cuotas mensuales esconden una mensualidad final hasta 15 veces más cara que el resto, es decir, que para quedarnos con el coche tendremos que pagar entre 2.500 euros o 5.700. La otra sorpresa viene con la segunda opción, que consiste en devolver el vehículo tras cuatro años asumiendo las mensualidades y seguir pagando por un nuevo coche, generando una vinculación con la marca más larga que la mayoría de las que nos presentan los préstamos bancarios.

Las entidades de crédito privado tienen menos intereses y cero vinculaciones

El hecho de poder financiar el coche en el propio concesionario resulta la alternativa más cómoda, pero también conlleva una repercusión en los intereses que nos aplicarán en nuestro préstamo. Los concesionarios evaluados por el HelpMyCash ofrecían préstamos entre el 8,5 % y el 11,06 % TAE, independientemente del perfil del prestatario. Sin embargo, acudiendo a una entidad de capital privado como Cofidis podremos encontrar un préstamo coche desde el 6,11 %  TAE, más de dos puntos por debajo del coste mínimo que nos aplicarían en un concesionario.
Asimismo, las financieras privadas no suelen imponer la contratación de vinculaciones obligatorias para la concesión del préstamo, terminando nuestra relación con el prestamista una vez hayamos amortizado el crédito. No obstante, desde el comparador financiero nos recomiendan que recurramos a un mínimo de tres presupuestos de financiación para conseguir la que mejor se adapte a nuestras necesidades, pues tanto el banco, como el concesionario o las entidades de crédito privado pueden resultar la mejor opción dependiendo de nuestra situación.

martes, 22 de mayo de 2018

Los bancos mejores valorados por sus clientes


Los españoles, más contentos hoy con sus bancos que hace un año
  • El informe anual de satisfacción bancaria de HelpMyCash otorga sus medallas anuales a las entidades mejor valoradas por los clientes.
  • La puntuación media que obtienen los bancos de forma global es de un 3,8 sobre 5.  


La carrera de los bancos por satisfacer a sus clientes parece estar encarrilada, aunque no todas las entidades obtienen los mismos resultados. Si bien los clientes han mejorado la percepción que tienen de la gran banca, el banco mejor valorado de España ni forma parte del top seis ni tiene nombre español. Banco Caixa Geral es el banco mejor valorado por los clientes de nuestro país, seguido de Banco Mediolanum, ING y Openbank, de acuerdo con los resultados de la segunda edición de la encuesta de satisfacción bancaria elaborada por HelpMyCash, el comparador de finanzas personales líder en España.

Los resultados de la encuesta, que han sido anunciados hoy, revelan una mejora de la percepción que tienen los clientes sobre el sector bancario español. La puntuación media que obtiene la banca española de forma global es de un 3,8 sobre cinco, es decir que las entidades patrias sacan un notable.

La valoración que hacen los españoles del sector se ha incrementado en 0,5 puntos porcentuales con respecto a los resultados obtenidos a principios de 2017, a pesar de que las reclamaciones recibidas por el Banco de España el pasado año casi se han triplicado con respecto a las de 2016. Sin embargo, probablemente la gran apuesta que ha realizado el sector en el terreno de la digitalización haya favorecido la percepción que tienen los españoles de sus bancos.

Según la encuesta, realizada a más de 1.600 usuarios, las mujeres están ligeramente más satisfechas con el sistema bancario que los hombres, aunque donde se aprecian más diferencias es entre grupos de edad: los mayores de 65 años son el segmento de clientes más satisfecho, junto con los jóvenes menores de 25 años. En este último caso, su contento puede deberse a que muchos clientes jóvenes disponen de cuentas que no tienen ni ataduras ni comisiones. Los menos satisfechos son los que tienen entre 36 y 55 años, probablemente porque a esas edades tienen más lazos y obligaciones con los bancos.

El estudio elaborado por el comparador HelpMyCash destaca que la banca online, la banca para colectivos (arquitectos, ahorradores, etc.) y los bancos pequeños son los que más simpatías despiertan, mientras que la gran banca y las entidades medianas se quedan atrás.

Banco Caixa Geral, el mejor banco de España según sus clientes

Banco Caixa Geral ha sido la única entidad en obtener un sobresaliente, concretamente un 4,7 sobre cinco, por lo que se ha llevado el premio al mejor banco de España otorgado por HelpMyCash en base a la opinión de sus usuarios. Muy bien parados han salido también Banco Mediolanum, que se alza con la plata (4,5) e ING y Openbank (4,3), que comparten el bronce en esta edición de los premios a la excelencia bancaria.

La mayoría de los bancos han incrementado sus notas medias con respecto a la edición del pasado año y solo una entidad ha sido suspendida por sus clientes: Caja España Duero, que ha logrado un 2,2 de nota.

Hay diferencias considerables entre bancos. Los peor valorados amén de Caja España-Duero son el Popular, BMN, ahora parte de Bankia, Unicaja y Cajamar. Por el lado opuesto y tras los cuatro ganadores, EVO Banco, Laboral Kutxa y Abanca despuntan con puntuaciones de cuatro sobre cinco o más. La gran banca, salvo el Popular, se sitúa por en medio de la tabla, con Bankinter, BBVA y el Sabadell en cabeza, los tres con una nota media de 3,9.

El 55 % de los clientes, dispuestos a cambiar de banco

Openbank se ha alzado con el premio a la mejor cuenta corriente. También se ha llevado el galardón a las mejores tarjetas, un reconocimiento compartido con EVO Banco e ING. Banco Caixa Geral se ha llevado los premios al mejor préstamo y a la mejor hipoteca, un hecho curioso este último, ya que sobre el papel su hipoteca no se encuentra entre las más baratas, según señala HelpMyCash. Banco Mediolanum se ha hecho con las medallas al mejor depósito y a los mejores productos de inversión.

La entidad online del Grupo Santander también se ha llevado el premio al banco que cobra menos comisiones según los clientes. Precisamente, reducir las comisiones, junto con aumentar la rentabilidad de los productos de ahorro, es el aspecto que, según los usuarios, más mejoras merece por parte de la banca. Ambos puntos también son los motivos principales por los que los clientes cambiarían de entidad. En este sentido, un 55 % de los clientes afirma que no descartaría cambiar de entidad en los próximos tres meses, mientras que solo un 45 % se muestra fiel a su banco. Las mujeres, los clientes de más de 65 años y los de los bancos pequeños son los más fieles.

“Para retener a los clientes, un buen catálogo de productos debe complementarse con servicios a medida, como buenos canales de atención al cliente, una cantidad de cajeros gratuitos adecuada o agilidad en la contratación de productos”, aclara Isabel Nebot, directora de marketing del comparador. En este sentido, el banco con la mejor atención al cliente de España es Banco Mediolanum, que se ha alzado con la copa. La entidad de los family bankers también se ha llevado el premio HelpMyCash al banco con la mayor cantidad de cajeros gratis. Por su parte, Bankinter ha sido nombrada como la entidad con la mayor agilidad en la contratación de productos. La entidad presidida por Pedro Guerrero junto con Openbank y EVO han sido nombradas como las entidades con la mejor operativa online. Por último, Openbank y Mediolanum se han convertido en los bancos más transparentes.

Para más información, se puede consultar el informe completo en este enlace.

Creditos-Hipotecas © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO